Consignas de escritura

consigna de autoconocimientoSoy de esas personas que se despiertan a mitad de la noche y en lugar de volverse a dormir, se ponen a pensar. No me pasa siempre, pero cuando me pasa, puedo estar 1 o 2 horas yendo y viniendo en temas que solo alimentan mi acelere mental. Cuando me doy cuenta de esto, respiro profundo varias veces y 😴 Hace unos días esta situación se repitió y me dije: “Jimena, dejamos este tema para escribirlo en tu diario mañana” y me calmé y respiré y me volví a dormir.

Entonces la consigna es simple: cuando detectes que hay un pensamiento obsesivo en tu cabeza o una imagen que te persigue y te genera angustia, bajalo al papel. Vas a ver que a medida que vayas escribiendo van a ir apareciendo otros temas que hasta ese momento eran puntos ciegos (o temas que no tenías en el radar) y que también necesitan salir. Una vez que sientas que no tenés nada más para decir, respirá profundo y releélo. Fijate qué sensaciones te produce y si podés llegar a una conclusión. Y si no, vas a ver que ya el solo hecho de escribirlo se va a sentir bien.

Si llegás a hacer este ejercicio y me querés contar cómo te fue, te leo en los comentarios.

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *