Blog

Mientras estuve en la casa de mi infancia en Buenos Aires, ordené muchas de las fotos de cuando era chica, leí los diarios que escribía, digitalicé parte de los video cassettes de esos tiempos y bajé al papel muchos recuerdos que no quiero que se me olviden. Y de ahí la sugerencia de este diario que aún no empecé (porque todavía no terminé de ordenar todo… alto kilombo tengo por delante), pero que me encanta porque es el paso que sigue.

En este post te comparto algunas sugerencias e ideas que me fueron surgiendo para crear un diario de recuerdos o memorias. Si se te ocurren más o si ya tenés un diario así y me querés proponer algo, porfa compartimelo en los comentarios que me viene bárbaro.

¡Ojalá te guste esta propuesta tanto como a mí!


1. Momentos importantes de tu vida

Pueden ser celebraciones, cumpleaños, casamientos… cualquier fecha que haya sido destacada para vos.

2. Viajes que quieras atesorar

Podés escribir y/o pegar fotos, sacar flechitas y escribir frases de lo que te acuerdes de ese viaje. Lo bueno de las fotos: ¡activan la memoria!

3. Acontecimientos que te marcaron

Cuidado porque acá los recuerdos pueden ser muy dolorosos. Si no lo sentís, pasá por alto esta sección. Si querés sumarla, dale la profundidad que quieras y necesites. Podés combinarla con el diario de emociones.

4. La línea de tiempo de tu vida

Marcá los hitos que quieras, desde tu nacimiento hasta hoy.

5. Tu árbol genealógico

No tiene que ser súper extenso, puede ser algo breve que abarque dos/tres generaciones. De tus familiares podés incluir: nombre y apellido de cada uno, parentesco, fecha de nacimiento y de defunción según corresponda. Si tenés fotos de ellos, ¡aprovechá este espacio! Sumale detalles, anécdotas o historias breves que te acuerdes o conozcas.

6. Lista de personas clave

Parientes, profesores, amistades, colegas, etc. También podés sumar personajes que hayan influido en tu vida como escritores, artistas, políticos, guías espirituales, lo que quieras.

7. Álbum de fotos

Para esta sección, sugiero que el cuaderno sea mediano o grande para evitar doblar las fotos y estropearlas. ¡Ponele títulos y mini descripciones para darles contexto!

8. Collage de recuerdos

Incluí papelitos, cartas, stickers, dibujos, notas. Con lo que tengas, armá collages. Pueden ser temáticos.

9. Dibujá tus memorias

Aprovechá este espacio para dibujar paisajes, personas, momentos. Usá marcadores, lápices, acuarelas o lo que tengas a mano.

 


¿Qué otras ideas o sugerencias sumarías a un diario de recuerdos? ¡Te leo en los comentarios!

 

 

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Practico la pausa. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.