Consignas de escritura

diario maternidad

Hace unas semanas, en un sticker de preguntas que dejé en mis stories de Instagram, me pidieron que comparta ejercicios de escritura para la maternidad y el puerperio. Y me tomé mi tiempo para pensarlo porque no sabía cómo encararlo. No soy madre, no sé lo que se vive y se siente, y me es difícil ponerme en la piel de aquellas mujeres que con su cuerpo y corazón crían a sus hijas e hijos.

Entonces, ¿qué disparadores proponerles a esas mujeres a las que les pasa un mundo por su cabeza? Después de leer varios artículos sobre maternidad y escritura, llegué a la conclusión de que ellas no necesitan disparadores de escritura: solo necesitan escribir. Necesitan darle sentido a las transformaciones que sienten sus cuerpos. Necesitan explorar las facetas agridulces del ser madre. Necesitan contar sus miedos, angustias y dolores.

Por eso la propuesta es que empiecen a escribir un diario fragmentario de la maternidad. ¿Fragmentario? Sí: un diario que se escriba despacio y que vaya al ritmo de las interrupciones del mundo interno y externo. Que se escriba en un cuaderno, en la computadora o en el celular. Que sea un párrafo, una o tres páginas. Lo que importa es ese espacio (breve o no) de intimidad.

Jazmín Barrera, autora del libro “Linea Nigra” (un diario que se convirtió en un ensayo novelado y que cuenta la transformación de su cuerpo gestante) dice:

“Es imposible ser original. Somos tantas y tantas, y nuestras experiencias tienen todo en común, muchísimas diferencias, y a la vez todo en común”. A ella no le parece algo negativo que las confesiones maternales se hayan puesto de moda porque no hay suficiente literatura sobre el tema: “quiero que sobren los libros, que los haya buenos y malos. Quiero un canon, una tradición. Y también una ruptura, libros en contra del canon”.

¿Qué les parece la idea del diario fragmentario? ¿Lo ven posible? ¿Qué libros recomiendan leer a otras madres? ¡Las leo en los comentarios!

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Practico la pausa. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.