Blog

Muy pocas veces miramos hacia arriba.
Muy pocas veces miramos el cielo.
Muy pocas veces elevamos nuestros ojos hacia lo infinito,
por estar en lo finito esperando que de ahí surjan respuestas y eurekas.

Si mirásemos un poco más seguido al océano brillante,
llegaríamos a segundas conclusiones,
a segundas miradas,
a segundas opciones.

Y soñaríamos más,
divagaríamos más,
construiríamos nuevas y sorprendentes realidades
que alegrarían a nuestras almas y a nuestros seres
contaminados por cemento e infinitos laberintos.

Nos enseñaron a ver más el suelo y menos el cielo.
Nos enseñaron que el suelo es real y el cielo inalcanzable.

El suelo perdió su batalla
y el cielo espera ansioso que lo conquisten.

En el suelo se camina.
En el cielo se planea.

En el suelo existo sólo yo.
En el cielo existimos todos.

Foto portada: La Vida de Viaje

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

Sin comentarios

  1. yo tengo una nube
    que es mía y está en el cielo
    la idea siempre es soñar
    cada vez más

    • Anónimo

    • 10 años ago

    muy buena reflexión, y es verdad. muy pocas veces nos animamos a soñar y a ver más allá. me gusta como escribis. saludos! nico.

  2. gordiii muyy lindo, me gusto mucho!! igual en mi caso deberia mirar mas el suelo q el cielo, no hace falta q lo aclare jaja
    te kiero mi vida =)

    • efa

    • 10 años ago

    En el cielo existimos todos…Atiborrados 😛
    Muy buenos versos
    Salud

    • PAPI

    • 10 años ago

    Querida hija….Emociona tu espiritu poetico…invita a volar….idudables son los genes que llevas en tu sangre…te felicito..no dejes de escribir!!!!!!!!!!!!! te AMO…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *