Blog

¡Bienvenido Septiembre! Qué felicidad me da saber que ya los meses de frío, de anocheceres tempranos, del saquito, del sweter, de la campera, de la camperota y de la bufanda se van a ir. Hoy mi paraguas tuvo una doble función: no sólo me protegió de la lluvia sino que las ráfagas de viento lo convertían en un escudo a lo tortuga ninja. Era imposible caminar por la calles de la ciudad con uno. Pero logré sobrevivir.

Septiembre siempre promete (no me pregunten por qué). Se viene el spring day. Mes del amor para algunos (del parche para otros), de las flores, de las risas, de las birritas con maní y palitos después del laburo y de los pres al aire libre con amigos. Cómo no asociar este mes con la felicidad… ¡imposible! Y también mes del sooool. Tirarnos como lauchas y lagartear al lado de una pileta, en un jardín, en una terraza, en un balcón, en el patio. El lugar no importa, importa el NO HACER NADA (en realidad hacés mucho: te embellecés, recargás energías y de paso te hacés el/la langa, ¡que más da!).

Chau a lo que pasó en los otros meses del año, en otoño o en invierno. Septiembre (este mes sí que va con mayúscula)… ¡a lo tuyoooo!

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

Sin comentarios

  1. buenaaaaa!!! al fin se termina el invierno del orto y empieza la fiesta como se debe!!!! mucha cerveza, mucho fernet, mucha salida.. chau a la fiaca d tds los dias no gordi? jaja
    curate q termina la tormenta y salimos d fiesta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *