Blog

Hacer «borrón y cuenta nueva» es una falacia. Existe en la teoría, en los papeles con sumas y restas pero en la vida no. No hay forma de suprimir ni nuestra historia, ni lo que dijimos, ni lo que hicimos. No hay manera de deshacer como por arte de magia lo que nos pasó ni lo que sentimos.

No existe el lavarse las manos y empezar el capítulo desde cero otra vez. No se puede tapar con tierra lo que nos dice el corazón, ni siquiera la mente. No hay chance de que pronunciemos un «aquí no ha pasado nada» en ninguno de los lazos que construimos.

Cuando intentamos borrar no aceptamos, no aprendemos, no queremos ver, somos como los tres monos sabios que no ven, no oyen, no hablan.

Pero las personas no sé hasta qué punto se animan a preguntar, a cuestionar, a rever lo que les hace ruido, lo que les molestó del otro, lo que les hace mal. Pareciera que muchos no quieren verle los ojos a sus sombras ni decirle hola a su ego que se asoma por momentos a través de la ventana o a sus contestaciones que buscan reconfirmar viejos modelos o paradigmas que vienen arrastrando desde el momento en que les cortan el cordón umbilical. No se animan a hablar, a decir, a expresar, a largar.

No podemos hacer borrón porque simplemente no existe. Porque si lo intentamos, lo que barrimos abajo de la alfombra va erupcionar tarde o temprano, un minuto antes o minuto después, nuestro cuerpo solito se va a encargar de expulsarlo.

¿Acaso está bien visto mostrar que no estamos bien o que no somos felices? ¿Cómo podemos evolucionar como personas si vivimos constantemente adentro de un globo rosa? Bienvenida la lluvia que sale de adentro curando cada memoria de nuestras células.

Bienvenido el tiempo, bienvenidos los procesos, bienvenido el paso a paso. Esa es la única manera de resolver todo lo que nos pasa, de cambiar o simplemente de hacer un salto en nuestra existencia. A veces nos olvidamos que son las agujas del reloj las que nos dan una palmada de consuelo en el hombro.

B de Bienvenido. Bienvenidos los momentos donde no todo es color arcoíris. Bienvenido ver. Bienvenido abrazarnos en las buenas y en las malas. Bienvenido mi nuevo yo con todo su historial.

Escribo diarios y te animo a que te conozcas a través de consignas y talleres. Soy nómade y bien humana. Amo la naturaleza, los libros y la autoexploración. Autora de Letras Luz y del blog La Vida de Viaje.

No Comments

  1. Tan lindo como cierto!
    ¡Bienvenidos sean los procesos!

  2. ¡Bienvenidas esas ganas de no querer hacer borrón y cuenta sino de seguir escribiendo en este gran libro llamado vida! 🙂

  3. Lindas! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *