Etiquetas no more

 

Que si sos blanco

Que si sos negro

Que si sos primero

Que si sos tercero

Que si sos divertido

Que si sos colgado

Que si sos carnívoro

Que si sos vegetariano

Que si sos socialista

Que si sos comunista

Que si sos kichnerista

Que si sos macrista

Que si sos callado

Que si sos extrovertido

Que si sos exitoso

Que si sos un dejado

Que si sos sudaca

Que si sos del primer mundo

Que si sos bueno

Que si sos un forro

Que si sos prolijo

Que si sos hippie

Que si sos empresario

Que si sos bohemio

Que si sos nómada

Que si sos sedentario

Que si sos inteligente

Que si sos un pelotudo

Que si sos rápido

Que si sos lento

Que si lo hacés bien

Que si lo hacés mal

Que si sos

Que si

Que

Q

Las etiquetas brotan de nuestro vocabulario como lava que erupciona de un volcán. Arden. Nos queman. Nos sumergen en una de las tantas mierdas humanas: la soberbia creencia de que lo puede catalogar todo, que todo lo que él nombra con su lengua es real, existe, es así y no de otra manera.

Las etiquetas empezaron a hacerme ruido desde el día en que noté que me encerraban en una habitación sin puertas ni ventanas. Me quitaban el oxígeno y hasta las ganas de hablar. Desde el día en que las escuché en boca de otros y las reconocí como propias. Desde el día en que noté que esas palabras no eran mías. Que el cassette gris con etiqueta gris escrito con tinta gris ya estaba listo para ser tirado por los vientos de una Patagonia fría y húmeda. Desde el día en que mi lengua me pedía que calle, que deje de querer nombrarlo todo por repetición para empezar a crear mi propia combinación de letras limpias y puras. Auténticas.

Las etiquetas son palabras, y esas palabras que amo, a veces me encarcelan.

Las palabras son alas, flechas, puñales y balas.

No les damos valor.

Las subestimamos.

Las regalamos al azar.

Las despilfarramos.

Las perdemos.

Las vendemos.

Las recortamos para que en esta era de la velocidad y el escaneo se lean, pero no se comprendan.

Y perdieron su color y su fuerza.

Perdieron el sentido.

Perdieron la coherencia.

Perdieron su esencia.

Qué digo: ellas no perdieron.

Nosotros las perdimos a ellas.

Quiero dejar de hacer las cosas por repetición.

Quiero dejar de sentirme incómoda cuando escucho o leo que alguien nombra a otro de tal o cual manera.

¿Qué necesidad hay de comentarlo todo? ¿De emitir juicios frente a cada cosa que vemos, olemos y sentimos?

Agito los brazos como señal de que este no es el camino.

Planto la bandera del silencio. De la observación. Del despojo de lo aprendido para aprender de nuevo, desde lo que somos para transformarnos.

Dejo de pensar que las etiquetas dan sentido de pertenencia.

Las etiquetas me hartaron.

Los juicios me cansaron.

Las personas son ridículamente contradictorias.

Y así como estamos, no estamos bien.

Y me bajo de este teatro con la certeza de que la demolición de mis viejas creencias me van a convertir.

En qué, no sé.

Cuándo, tampoco.

No sé cómo.

Ni tampoco de qué modo.

Sin embargo sé que ese silencio es la llave de la consciencia que se expande como vibración en el agua.

Sé que esperarán más respuestas.

Sé que esperarán otras reacciones.

Pero sé que si no escucho esa voz que me pide que calle yo misma me quedaré encerrada en un circo de fantasía.

No puedo comprender a la especie humana que tiene tan poco juicio que se prostituye mezquinamente. En verdad, mi querido Guillermo, que cada día me convenzo más de lo estúpido que es juzgar a los demás. ¡Tengo tanto que hacer conmigo mismo y con mi corazón, tan turbulento! ¡Ah! Dejaría de buen grado seguir a todos su camino si ellos quisieran también dejarme andar el mío. “Werther” de Goethe.

banner-letras-luz-3

Anuncios

One thought on “Etiquetas no more

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s