Invocación a la Naturaleza (3): Mujer Madre

 

Cíclicas.

Salvajes.

Voces de la naturaleza.

Sonidos.

Silencios.

Conectadas con la Tierra que nos extiende los brazos como puentes

para abrazar al individuo que somos

para besar al Todo que nos humana.

El Todo.

Los Otros.

Los Otros como espejos.

Los Otros como hermanos.

Los Otros como hijos.

Los Otros como Nosotros.

La ovulación.

El desprendimiento que no se siente pero sucede.

El viaje de la posible gestación:

del óvulo que bucea

por la trompa de Falopio

por el útero

que puede nacer como flor

o morir como sangre.

Ambos:

fin y comienzo de un ciclo.

Somos madres

una vez al mes

todos los meses

todos los años.

El momento:

de la entrega

del amor

de la abnegación

de la protección

de la atención

del apoyo

de la ayuda

del aliento

del afuera

del sexo como ofrenda y placer

de la comunidad

del cuidado del otro

de la consciencia espiritual (somos naturaleza y divinidad)

de los sueños vívidos y recurrentes (nos susurran, nos hablan, nos enseñan)

de la escucha activa con sabiduría

del consejo limpio sin imposición de ideas

de la ayuda con dosis de libertad de acción

de la consciencia de los úteros ancestrales de donde venimos

de la expresión creativa

de la naturaleza como fuente.

Mujer:

cíclica

primitiva

compasiva.

Mujer Madre.

Poesía inspirada en el libro “Luna Roja” de Miranda Gray.

banner-letras-luz

Anuncios

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s