Nublada

Iberá, 5 de julio

Los adultos viven en jaulas. Los niños tienen alas.

Los adultos proyectan. Los niños viven.

Los adultos hablan sobre política. Los niños juegan.

Los adultos se arrugan por nada. Los niños sonríen por todo.

Los adultos tienen que parecer interesantes. Los niños son.

Los adultos tienen que saber. Los niños quieren tocar y ver.

Los adultos comparan. Los niños comparten.

Los adultos se critican. Los niños se abrazan.

*

No sé si estoy preparada para crecer: creo que me da miedo crecer.

El universo adulto siempre me resultó lejano y sus palabras, pesadas. Hoy camino sobre su costa y el agua eriza mi piel de edad veintisiete.

No sé si estoy lista ni siquiera para el colchón matrimonial ni para conversar sobre temas que nunca llamaron mi atención: economía y política a marzo.

No sé cocinar, no sé coser. Mamá siempre hizo todo y no la culpo: creó una persona humana de naturaleza imperfecta.

Mi cabeza nublada en transición tiene dos pies que quieren sentir la vibración del epicentro de la tierra.

“Cómo te ves de acá a 10 años”. Escucho a R y no sé qué responder.

No me quiero perder en un mundo adulto del cual desconozco sus reglas.

“Es que deberías tener un norte para saber hacia dónde vas” opina A.

Me encuentro diciendo que me da igual viajar hacia el norte o hacia el sur, que me asusta más marcar hitos en mi calendario que vivirlos viviendo.

*

Iberá, 6 de julio

Llueve en los Esteros.

Llueve sobre el techo de una casa que no me pertenece.

Afuera, cientos de ranas luciérnagas carpinchos.

Adentro, soledad.

Mi alma como este cuarto: desordenado en su pequeñez, ordenado en su simpleza.

Llueve y no siento frío. Hay abrigo de invierno: manta, infusión de pomelo y humedad húmeda.

Llueve y siento gotas de rocío. Reclaman purgatorio.

Llueve y aquí estoy yo: buscando quien sabe qué cosa en qué lugar con qué compañía.

*

Iberá, 7 de julio

Sigue lloviendo.

Y las palabras se pisan.

Pisan cabezas y voces.

(me cansan las voces de más)

(me cansa la frase repetida)

(me cansa repetir)

Solo en el silencio cítrico me exprimo

solo en el pulmón pausado me respiro

sola me encuentro.

banner-letras-luz

Anuncios

12 comentarios sobre “Nublada

    1. Hola Marce! A mí hasta hace poco no me daba miedo, pero con el paso del tiempo creo que un poco sí. Veremos, quizás son pensamientos muy circunstanciales. Un abrazo enorme 🙂

  1. que genial Jime, tan identificada me siento. Tan agradecida de tenerte ahí cerca en mi andar, seguí llevándome a viajar donde se que quiero y puedo ir. Llevame con la bici, pero también con las palabras, como estas. Abrazo

  2. palabras que transmiten , que Te transmiten Jime, momentos de introspeccion para verte, silencios tan necesarios.. tu corazon sabe hermosa.. ♥

  3. Hermoso Jime y como me sigo identificando. Gracias por tus palabras, una cuando lee lo que cuesta expresar o mejor dicho explicar se siente más aliviada. Linda ♡

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s