S de Serendipia

Pensé en la S y la primera palabra que pronuncié fue Serendipity, o en español, Serendipia.

Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. También puede aludir a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. También se puede denominar así a la casualidad o coincidencia (*).

Si hurgamos en la historia de la ciencia y la literatura, nos vemos rodeados de ejemplos:

  • En 1922, Alexander Fleming estaba analizando un cultivo de bacterias, cuando se le contaminó una placa de éstas con un hongo. Más tarde descubriría que alrededor de ese hongo no crecían las bacterias e imaginó que ahí había algo que las mataba. Aunque él no fue capaz de aislarla, ese episodio dio inicio al descubrimiento de la penicilina.
  • Las famosísimas notas post-it surgieron tras un olvido de un operario, que no añadió un componente de un pegamento en la fábrica de 3M. Toda la partida de pegamento se apartó y guardó, ya que era demasiado valioso como para tirarlo aunque apenas tenía poder adhesivo. Uno de los ingenieros de la empresa estaba harto de meter papelitos en su libro de salmos para marcar las canciones cuando iba a la iglesia porque no hacían más que caerse, entonces pensó que sería ideal tener hojas con un poco de pegamento que no fuera demasiado fuerte y que resistiera ser pegado y despegado muchas veces. La vieja partida de pegamento malogrado llegó a su mente. Habían nacido las notas post-it.
  • Jonathan Swift describió dos supuestos satélites naturales de Marte en su libro “Los viajes de Gulliver”, de 1726. Voltaire también mencionó en su relato fantástico “Micromegas”, de 1752, que Marte poseía dos lunas. La óptica disponible durante la vida de estos autores no permitía ver los cuerpos celestes tan pequeños ni su distancia de la esfera de Marte. El descubrimiento de los dos satélites marcianos, Fobos y Deimos, no ocurrió de forma oficial hasta 1877.
  • En el libro “Futility, or the Wreck of the Titan” cuyo autor es Morgan Robertson, narra el naufragio de un barco llamado Titan. Dicho libro fue escrito en 1898, 14 años antes del naufragio del Titanic y las coincidencias son asombrosas: el nombre de ambos barcos Titan y Titanic, el hecho de hundirse ambos en su viaje inaugural, el haber chocado con un iceberg, sus dimensiones similares (75.000 toneladas y 66.000, 243 metros de eslora y 268), el apellido del capitán en ambos casos (Smith), el tener pocos botes salvavidas y la cantidad de personas fallecidas, muchas de ellas multimillonarias.

Buscamos algo, tocamos puertas, se abren nuevos caminos. Pensamos que estamos perdidos, que no vamos a llegar a nada, y de pronto, entendemos que eso también forma parte del recorrido. Soñamos hasta sentir que levitamos y la acción depende del despertarnos. Comprendemos que la expresión cabizbaja que juega a las escondidas tiene la misma trascendencia que la insoslayable emoción de sentirnos vivos.

La serendipia ratifica que todo es reciclable, que nada debe ser enterrado, que los brotes secos pueden renacer. Que lo que imaginamos cuando cerramos los ojos es tan verdadero y posible como lo que palpamos y acariciamos. Que lo que sirve ahora, puede ser útil después. Que la fantasía puede superar la realidad.

Una vez más, todo depende de nosotros. Y aunque haya algo externo o inmanejable que no podamos controlar, siempre la ola se va a poder y se puede surfear.

La vida no es meramente una serie de accidentes o consecuencias sin sentido, sino más bien un tapiz de acontecimientos que culminan en un plan exquisito y sublime. (Fragmento de la película “Serendipity”)

(*) Fuente de la definición y los casos mencionados: es.wikipedia.org/wiki/Serendipia

Anuncios

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s