Q de Quimera

¿Por qué será que algunas personas ven lo imposible en lo posible y otras confían en lo posible dentro de lo imposible? ¿Por qué la primera reacción espontánea de la mayoría ante lo nuevo o diferente es un “yo no voy a poder”? ¿Con qué vara miden sus capacidades? ¿Cuál es el fin de subestimarse?

Hay una división ilusoria que nos hace ser dos personas en un mismo cuerpo: una que confía, pero que cuesta que nos mire a los ojos y otra débil de palabra, pero con actitud sobradora. Es evidente quien se lleva los laureles de la victoria.

Si nos tomásemos la vida en serio, no habría dobles discursos, no cabría en la cabeza de nadie dudar de lo que somos capaces de hacer ni imaginar utopías inalcanzables. 

¿Cuándo es el momento ideal para concretar nuestras fantasías? ¿Y si esas condiciones nunca llegan a ser tildadas? No se trata de vivir a impulsos, pero sí a corazonadas. Si yo le hubiese hecho oído sordos a ese deseo interno de cambiar, de intentar, de probar, si le hubiese cerrado la puerta al sentimiento de que lo tenía que hacer, nada de lo que soy hoy existiría. Ni las historias vividas, ni los nuevos amigos, ni mi nuevo yo.

A veces cuesta tener los ojos bien abiertos, los oídos en estéreo, el olfato agudizado, las papilas gustativas alertas, el tacto encendido. Y el desafío está en resetearnos para poder volver a empezar cuando así lo queramos. 

Todo el tiempo estamos muriendo y naciendo: las ideas crecen y algunas se desvanecen, la piel se regenera sin ninguna intervención nuestra, la naturaleza misma tiene su propio pulso. Entonces por qué no nos permitimos cambiar y que lo irreal deje de estar escrito en un diario íntimo y empiece a levantar vuelo.

Quizás algunas condiciones externas impiden ser o hacer lo que queremos. Pero no tengo dudas que siempre en nuestro camino hay puertas secretas que no vemos, que pasan desapercibidas, pero que existen. Siempre va a haber algo que se pueda hacer, por más imperceptible que esto sea.

Probar
Intentar
Alterar el rumbo
Volver a empezar
Girar en círculos
Ver cómo nos sentimos
Revertir coordenadas.
Avanzar.

Convertir la ficción en realidad, o al menos, intentarlo.

Anuncios

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s