K de Karma (o causalidad)

Todo es un intercambio constante. Todo en este bendito mundo es un ida y vuelta. Todo funciona de una manera muy sincrónica sin darnos cuenta de eso, porque detrás de nuestras decisiones hay un hilo conductor invisible, imperceptible a los sentidos, que conecta los puntos de nuestra vida.

Nunca me canso de contar lo que me pasaba cuando era chica: yo sentía en lo más profundo de mi misma, que algo grande me esperaba a la vuelta de la esquina. No sabía bien qué era, no tenía idea ni su forma ni su color, pero siempre estuvo dando vueltas en mi cabeza la idea de que mis pasos iban a hacer eco en otros.

Al estar tan sumergida en el sistema y en la ola de la sociedad materialista, imaginé que trabajando de lo que me gustaba en ese momento, la Publicidad, iba a poder darle un sentido a esa nebulosa amorfa que me acompañaba. Creía que mi camino era ese: escalar en una agencia, ser reconocida por mis logros a través de presentaciones de Powerpoint, por “conquistas” de clientes, por demostrarles a los demás lo que yo sabía y no lo que era.

No culpo a nadie porque todos nos zambullimos en la misma pileta sin preguntarnos y cuestionarnos nada. Por costumbre, por herencia, por tradición, porque es así y no asá, vaya uno a saber bien por qué.

No reniego de la carrera que estudié. Si bien ahora no me siento atraída en lo más mínimo ni con la propaganda nazi que se toma como caso de estudio (y ejemplo), ni con las necesidades del consumidor, ni con cómo llamar la atención de los potenciales compradores de cigarrillos en la vía pública sabiendo que es una de las principales causas de muerte en el mundo. Quizás llegué a esa carrera porque me gustaba la comunicación y mi hermana, mi referente cuando era chica, también la había elegido años atrás.

El “karma” es a la vez acción y las consecuencias de esa acción; es causa y es efecto, simultáneamente, pues toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad. Si queremos crear felicidad en nuestras vidas, debemos aprender a sembrar las semillas de la felicidad. Por lo tanto el karma implica el acto de tomar decisiones conscientes. Deepak Chopra | Las siete leyes espirituales del éxito

La única vez que tomé una decisión consciente fue cuando me sinceré conmigo misma y me pregunté si realmente era feliz con la vida que llevaba. En algún momento de mi línea de tiempo me olvidé de esa energía que me susurraba y me decía que busque mi propio camino. Me automaticé y me perdí. 

Pero hace tres años, después de ese viaje al Norte argentino que acomodó mis prioridades, me volví a encontrar. Y hoy me doy cuenta que a pesar de no tener tanto dinero como antes, mi alma está en paz. Dejó de competir con el otro, dejó de buscar conflictos, dejó de ver bolsillos, dejó de ver trajes, empezó a ver la cara que hay detrás del maquillaje.

Mi camino era y es este. El de la palabra sensata, el de la compasión, el del abrazo sin permiso, el de las letras, el del se puede, el del paso lento, el del movimiento, el del nómade. Cuando nos conectamos con nuestro corazón, nada sale mal. Cuando somos conscientes de lo que decidimos y lo hacemos con convicción, las puertas se abren solas. Porque siempre hay una salida para retomar nuestro verdadero camino, sólo hay que tener los ojos bien abiertos para saber leer las señales que nos saludan y despiden a cada momento.

Cuanto más lleve sus decisiones al nivel de su atención consciente, con mayor frecuencia tomará aquellas decisiones que son correctas espontáneamente. Si es consciente de ello con regularidad, entonces estará aprovechando plenamente la Ley del karma.

Anuncios

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s