F de (la) Fuente

El zen te pide que salgas de la cabeza y vayas a la fuente básica. No es que el zen no sea consciente de los usos de la energía en la cabeza, sino que si toda la energía se utiliza ahí, nunca te darás cuenta de tu eternidad. Nunca vas a saber, a modo de experiencia, en qué consiste ser uno con el todo. Cuando la energía está precisamente en el centro, vibrante, cuando no se desplaza a ninguna parte, ni a la cabeza ni al corazón, sino que está en la mismísima fuente de donde el corazón la obtiene, vibrando en ella.. esto es el verdadero significado del zazen. Zazen significa que basta con ubicarse en la propia fuente, sin desplazarse a ningún lado, para que surja una fuerza tremenda, una transformación de la energía en luz y amor, en una vida más grande, en compasión, en creatividad. Puede tomar muchas formas, pero primero tienes que aprender a permanecer en la fuente. Entonces ésta decidirá cuál es tu potencial. Puedes relajarte en la fuente, la cual llevará a tu verdadero potencial | Osho, The Zen Manifiesto: Freedom from Oneself

Estamos inmersos en un mar de distracciones. Todo el tiempo y a toda hora, de un lado y del otro. La zanahoria que perseguimos no está sólo afuera sino también adentro nuestro en forma de expectativas, deseos o sueños. Corremos tanto que ni siquiera nos damos el tiempo suficiente para respirar. Nos enseñaron que si hacemos muchas tareas con rapidez vamos a optimizar tiempos. ¿Acaso hay alguna diferencia entre un humano y una máquina?

Cuando logramos conectarnos con esa fuente inagotable de energía los colores se vuelven más vivos, el agua refresca aún más, la concentración se agudiza, los encuentros son mágicos, las charlas profundas, la mente se concentra, el corazón vibra. Llegar a ella no es tarea fácil pero tampoco imposible. Se tiene que estar dispuesto a conectar con lo más profundo de uno y saber que ese cosquilleo es la esencia de lo que estamos hechos.

y agregaría que también tiene un resultado en nosotros porque con sólo sentirla, transforma.

No es sencillo cultivarla. Hay que ser consciente de cuándo esa energía disminuye por ira, egoísmo, enredos mentales o simplemente miedo, pero se puede vivir “vibrando alto”, volando con los pies en la tierra, afinando el corazón con la mente, siendo.

Hace unas semanas que sé sobre qué escribir pero recién desde hace dos días siento en carne propia todo lo que estoy escribiendo. Porque sé que esa fuente que encontré la tengo yo, vos, ella y él. Aunque nadie hable de ella y muchos siquiera sepan que existe. No es un placebo, es una nueva manera de ver e interpretar la vida, paso a paso lento. Porque si te desvías, sabés otra vez hacia dónde tenés que volver. Porque te encontrás.

Desapego al resultado. Soltar y fluir, o al menos intentarlo una y mil veces hasta que uno lo asimila. Despacio, porque nadie te apura. Sonreír porque contagia, porque tiene un efecto en el mundo. La fuente está esperándonos siempre con los brazos abiertos e indicándonos el camino para que volvamos a casa.

Anuncios

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s