Día 26: A paso lento

Frenar todo lo que estabas haciendo, acostarte unos minutos en la cama, leer y quedarte dormida.

Despertarte. Ver cómo los rayos del sol se asoman sin vergüenza a través de tu ventana, desperezarte, caminar hasta la cocina, prepararte una lágrima y sentarte en la silla de tu escritorio para escribir unas líneas, algo así como un ritual-placebo de todas aquellas personas que amamos volcar nuestro mundillo en hojas de papel o virtuales, da igual una o la otra.

Darte cuenta que no hay que hacer todo acelerado, que el silencio es tan necesario como el ruido, que la luz es igual de importante que la sombra.

Notar que algo está cambiando: en tu postura, en tu manera de ver y verte. Confiar en el paso del tiempo, porque desde hace muchos años, algo se está gestando.

Detectar que toda emoción, desde el enojo hasta la carcajada, son necesarios en esta evolución del día a día. Que muchos no lo van a entender y otros, aquellos que están más despiertos a que suceda, te van a acompañar en este proceso (y por algo están o aparecieron en tu camino).

Tenerte tanta paciencia como amor a vos misma, siendo los dos condimentos más necesarios en este experimento llamado vida.

Entender el por qué de los relámpagos y la cálida brisa de la mañana. Ampliar tu pecho lo más que puedas para estar receptiva, alerta, consciente. Respirar cada segundo de tu existencia para que nada pase desapercibido.

Reír cuando tengas ganas y llorar cuando patalear sea la única salida. Romper los viejos esquemas y soltar, para volver a agarrar, para soltar, para volver a agarrar, para soltar…

Estamos acá las dos, de igual a igual, cara a cara.
Estamos juntas caminando a paso lento.

DesafíoCreativo #26

Anuncios

5 thoughts on “Día 26: A paso lento

  1. Hola Jime! Hace poco me topé con tu blog personal por medio de “La vida de viaje” y este post me motivó a escribirte unas lineas.
    Me sentí muy identificada a lo largo de todo el desafío, se nota que tuviste muchos altos y bajos a lo largo de estos días, y yo estoy un poco así. Tratando de vivir de manera más consciente, aunque como bien decís, no es nada fácil.
    Hace un poco más de 4 meses que vivo en Irlanda, me vine sola después de un viaje en Europa que me dió vuelta la cabeza, así que acá estoy, cambiando de vida… Tengo como única seguridad personal que este país es un trampolín para mi, y que en unos meses me iré a buscar nuevos destinos.
    Gracias por compartir sentimientos tan profundos como lo hacés. Demostrás que la gente fuerte llora y no importa delante de quien o qué estés cuando es necesario descargarse y dejar fluir las emociones.
    Lo mejor para vos en tu búsqueda personal!

    Saludos, Romina.

  2. Muchísimas gracias Romina 🙂 Recibí mensajes hermosos estos días que me dan una gran mano para sanar esas heridas que están dando vueltas por ahí. Creo que estos 30 días son una muestra de lo que pasa en la vida de todos: la vida en sí es un sube y baja, a veces estamos muy arriba y otras, rozando el suelo. Pero lo que hay que aprender es a surfear la ola y saber que todo pasa. Por algo este blog sigue vivo y se llama “Luz y humo”, así somos jeje

    Un abrazo y mil gracias otra vez!

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s