Sentirse en el bien sentido

¡Hola!

Hace mucho tiempo que no venía por estos pagos. Siempre me acuerdo de mi querido blog, pero la vorágine del día a día hace que uno se “olvide” de las cosas que le hacen bien. Y ese es el motivo de mi post de hoy.

Hace un par de semanas que vengo reflexionando sobre el tema y la pregunta: ¿qué me hace sentir bien? está dando vueltas en mi cabeza, cual gaviota que planea sobre un lago (y no logra aterrizar). Es una pregunta tan simple y a la vez tan compleja que te hace mover todas las fichas del tablero (y hay fichas que pareciera que tuvieran raíces de lo que me cuesta moverlas).

Lo bueno es que hay muchas personas que están en la misma que yo. Es bueno que sepas que estamos en un año muy energético en el que puede movilizarse absolutamente todo (sí, la metafísica me está pegando fuerte). Asi que si vos que usas traje todos los días estás pensando seriamente en volverte hippie, no te asustes. Puede pasar.

Están los decididos que saben que el viajar es su motor y se van de viaje (largos viajes y no simples vacaciones programadas), que invierten en pasajes de avión, motorhomes, motos o bicicletas en búsqueda de lo que la vida realmente ES. Otros hacen algunos cambios mínimos en su rutina (como ir al laburo en bici en lugar del maldito bondi, si es que pueden) y logran hacer de ese momento pasajero, EL momento. Hay quienes simplemente se toman un buen rato para escribir (como yo), dibujar, meditar (como yo), cocinar (acá no puedo decir como yo) o tocar la guitarra. Pero todos tienen en común el hacer lo que realmente quieren hacer y seguir ese camino. Para eso hay que estar por un ratito dentro de cada uno. Y digo un ratito porque lo ideal sería que estemos la mayor parte del tiempo en ESE lugar.

Solemos estar tanto tiempo afuera escuchando, observando, midiendo, viendo la intención detrás de las acciones de los otros (sisi, me hago cargo) y tan poco nos escuchamos a nosotros mismos, tan poco nos observamos, tan poca atención nos prestamos que tam-poco nos desafiamos a cambiar eso que no nos gusta. La vida va pasando y no nos damos cuenta de que con un simple giro en nuestras elecciones y decisiones, podemos cambiar muchas cosas.

POR ESO HACÉ LO QUE QUERÉS HACER.

Preguntatelo y pintá, cantá, bailá o también pataleá si necesitas hacerlo, porque eso también hace bien. La vida puede ser color de rosa, sólo depende del color que decidamos pintarla.

Mientras pensaba esto estaba escribiendo en un cuaderno que me compré. Paré un segundo y dije: no quiero que sólo el ¿qué me hace sentir bien? quede en una mera pregunta con sus respuestas. ¿Por qué no ponerse un objetivo diario (o mejor dicho, un objetivo minutario)? En cada minuto de mi vida ELIJO sentirme bien (suena bien, ¿no?) Ojalá todos podamos hacer este ejercicio diario y que se convierta en un sano hábito para todos.

Y me voy despidiendo, pero voy a volver más seguido a estos pagos… ahora ya saben porqué 😉

Anuncios

2 comentarios sobre “Sentirse en el bien sentido

  1. Jime, me encanta y sobre todo el comentario que este año es así..yo estoy dele que te dele buscando el que me hace sentir bien y tomando el coraje para hacerme cargo de eso, en caso que resulte que lo que me hace sentir bien, es todo lo opuesto a lo que estoy haciendo ahora….ejemp: estar todo el día adentro de una oficina..y ahí vamos!! un beso

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s